"Nosotros no poseemos la verdad, es la Verdad quien nos posee a nosotros. Cristo, que es la Verdad, nos toma de la mano". Benedicto XVI
"Dejá que Jesús escriba tu historia. Dejate sorprender por Jesús." Francisco

"¡No tengan miedo!" Juan Pablo II
Ven Espiritu Santo, llena los corazones de tus fieles y enciende en ellos el fuego de tu amor. Envía, Señor, tu Espíritu para darnos nueva vida. Y renovarás el Universo. Dios, que iluminaste los corazones de tus fieles con las luces del Espíritu Santo, danos el valor de confesarte ante el mundo para que se cumpla tu plan divino. Por Jesucristo Nuestro Señor. Amén.

Publicidad

 photo Estudio-juridico-puricelli-pinel450x100_zpsdea8ab8a.gif

domingo, 21 de octubre de 2012

Santa Mariana Cope, 23 de Enero

María Anna Cope,  Mariana de Molokai
La religiosa María Anna Cope, nacida en 1838 en Hessen-Darmstadt (Alemania), se llamó en la vida civil Bárbara Cope, pero la historia la recordará como santa Mariana de Molokai, por haberse dedicado a los enfermos y sin techo de esta isla de Hawai durante más de 30 años.

Aunque alemana de nacimiento, ella creció y se formó en los Estados Unidos, adonde sus padres emigraron cuando apenas contaba tres años. 

Desde muy joven quiso ser religiosa. Finalmente, con 24 años hizo los votos e ingresó en las Hermanas de la Tercera Orden Franciscana de Syracuse (Nueva York), dedicada a la educación y a la asistencia a enfermos, adoptando el nombre de María Anna. En la congregación, que llegaría a construir hasta 50 hospitales generales de renombre en el país, se ocupaba especialmente de los alcohólicos y de las madres solteras.

Su vida de servicio a los más pobres adquirió una nueva dimensión al trasladarse a las islas Hawai, para atender a los leprosos, un servicio que no todos estaban dispuestos a prestar. Un año después de su llegada, en 1883, el Gobierno le pidió que pusiera en pie el que sería el primer hospital general de la isla de Maui. En 1889, tras la muerte de san Damián de Veuster, tomó el relevó en el hogar para los muchachos de aquel. 

Durante 30 años vivió junto a sus pacientes, en un lugar apartado de la isla de Molokai, exiliada voluntariamente, dedicada en cuerpo y alma a ellos. Fue, al decir de sus contemporáneos, una “religiosa ejemplar, de corazón extraordinario”. Fue beatificada al inicio del actual pontificado, el 15 de mayo de 2005, y canonizada por Benedicto XVI el 21 de octubre de 2012

Publicidad

 photo Laura-web_zps5b8a06ee.gif

Publicidad

Construcción de salas de ensayo profesionales y Homestudios
Photobucket

Agencia Informativa Catolica Argentina (AICA)

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Palabras de Juan Pablo II en la segunda visita pastoral a la Argentina año 1987

Las cosas por su nombre

 photo Laura-web_zps5b8a06ee.gif