"Nosotros no poseemos la verdad, es la Verdad quien nos posee a nosotros. Cristo, que es la Verdad, nos toma de la mano". Benedicto XVI
"Dejá que Jesús escriba tu historia. Dejate sorprender por Jesús." Francisco

"¡No tengan miedo!" Juan Pablo II
Ven Espiritu Santo, llena los corazones de tus fieles y enciende en ellos el fuego de tu amor. Envía, Señor, tu Espíritu para darnos nueva vida. Y renovarás el Universo. Dios, que iluminaste los corazones de tus fieles con las luces del Espíritu Santo, danos el valor de confesarte ante el mundo para que se cumpla tu plan divino. Por Jesucristo Nuestro Señor. Amén.

Publicidad

 photo Estudio-juridico-puricelli-pinel450x100_zpsdea8ab8a.gif

domingo, 21 de octubre de 2012

San Pedro Calungsod, 2 de Abril

San Pedro Calungsod, catequista mártir de Filipinas
Del siglo XVII Pedro Calungsod, un joven catequista asesinado en las Islas Marianas que se convierte en el segundo santo filipino, tras san Lorenzo Ruiz, canonizado por Juan Pablo II en 1987. La historia de Calungsod, como la de Tetakwitha, está también ligada a la evangelización de la Compañía de Jesús.

Nacido en Iloilo, Cebú, en 1654, estudió con los jesuitas y, con apenas 14 años, se embarcó con estos rumbo a Guam, en el archipiélago de las Islas Marianas. Desde allí, evangelizó junto al beato Diego San Vítores (1627-1672). La difusión de la Palabra de Dios entre los naturales acabó en martirio. Sucedió que en cierta ocasión murió un niño que acababa de ser bautizado y comenzaron a proliferar rumores que apuntaban a que el fallecimiento se había debido al agua que empleaban los misioneros, de la que, decían, estaba envenenada. El bulo tuvo éxito y la ignorancia y la superchería de la gente hicieron el resto. 

El 2 de abril de 1672, cuando el catequista Pedro y el P. Diego llegaron a una aldea para bautizar al hijo del jefe, se encontraron con la oposición del padre. Los misioneros contaban con la autorización de la madre y decidieron seguir adelante. Al darse cuenta de ello, el progenitor estalló en cólera y les persiguió con otros lugareños. No cesaron hasta atraparlos en una playa y matarlos a lanzadas. 

 Posteriormente, los mutilaron y arrojaron sus cuerpos al mar. Pedro Calungsod murió a la edad de 18 años. Fue beatificado por Juan Pablo II el 5 de marzo de 2000. El P. Diego Luis de San Vitores fue beatificado por el mismo pontífice en 1985. Y canonizado por Benedicto XVI el 21 de octubre de 2012

No hay comentarios:

Publicidad

 photo Laura-web_zps5b8a06ee.gif

Publicidad

Construcción de salas de ensayo profesionales y Homestudios
Photobucket

Agencia Informativa Catolica Argentina (AICA)

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Palabras de Juan Pablo II en la segunda visita pastoral a la Argentina año 1987

Las cosas por su nombre

 photo Laura-web_zps5b8a06ee.gif